Image Map

El acto de generosidad más bonito del mundo

4 de abril de 2016

Yolanda siempre había tenido claro que quería ser madre. Y, aunque consideraba que la situación ideal era hacerlo en pareja, el hecho de no tenerla no iba a suponer un problema a la hora de emprender una aventura tan complicada como la adopción.
Tenía mucho amor para dar y no quería desperdiciarlo.
Siempre he admirado a la gente que adopta, reconozco que no sé si sería capaz de realizar un acto de generosidad tan enorme. Ella dice que, aunque hubiera sido madre biológica, habría adoptado igualmente. Generosidad por partida doble.
Una vez tomada la decisión, había que sopesar cuál era el destino más favorable, el que menos trabas ponía, y, en aquél momento, era Kazajistán. Después de dos años de burocracia, nervios e incertidumbre, le pudo poner cara a su bebé. Se plantó en Asia central ella sola, esperó a que estuviera todo arreglado y la trajo a España con 8 meses. (Esto se resume así muy rápidamente pero supongo que será para vivirlo y sentir ese cúmulo de emociones que sólo una madre adoptiva puede sentir ).
El caso de Yolanda es doblemente admirable, ya que adoptar en solitario es mucho más heroico. Sobre todo cuando no tienes un soporte familiar que te respalde y sabes que tienes que estar 24 horas, 365 días al año, al pie del cañón.

Todo esto me lo contó el día de la sesión. Me pareció sorprendente la conexión que hay entre ellas. Me recordaba a la que tenía yo con mi hijo a su edad. Me repito más que el ajo pero los hijos de familias monoparentales desarrollan unos vínculos muchos más estrechos con sus madres o padres que los que lo hacen en familias 'normales'.
Luna tiene una elegancia innata y un saber estar que ya quisieran para sí muchos adultos. Un 10 para su mamá por educarla tan bien. Luna significa luz que brilla, y, sin caer en cursiladas blogueriles, ella es así, brillante. Es una niña que transmite serenidad, qué difícil, ¿verdad?.

Y en momentos como este, me planteo qué grado de empatía hay que tener como ser humano cuando adoptas, ya sea aquí o fuera, admirable an ambos casos.
Hacerlo en nuestro país cada día es más difícil, así que, sin entender mucho, supongo que este es el motivo por el que muchos deciden irse a otros países.
Así que, chapeau! por todos es@s seres humanos que actúan con ese derroche de altruismo. Hay que aprender mucho de ell@s. Te dejo con la sesión que hicimos en el jardín botánico Molino de Inca.
sesión fotográfica de comunión Málaga centro
¿Conoces algún caso en tu entorno que también haya adoptado en solitario?

Besos y hasta la semana que viene.