Image Map

Oporto en 10 sorbos

5 de enero de 2015



"La vida no es lo que uno vivió, sino lo que recuerda y cómo lo recuerda para contarla"
Gabriel García Márquez

Como sabes, tal como te contaba aquí, Portugal es uno de mis destinos favoritos y, aunque ya conocía Oporto, tenía muchas ganas de volver desde hacía tiempo. Esta ciudad tiene algo que engancha.
Bastante más tranquila y acogedora que Lisboa (por su tamaño), y llena de calles empinadas pero con mucho encanto, te dejo unas cuantas recomendaciones para vivir la ciudad intensamente y disfrutar al máximo:

1. Travesía por el Duero

Hay varias empresas que ofrecen al visitante un paseo en barco por el Duero atravesando los seis puentes que lo cruzan hasta llegar a la desembocadura del mismo. Desde el barco, la perspectiva de Oporto es bellísima y hacerlo a la caída de la tarde hace que se consigan tomas como estas, ¿no es maravillosa?

Sesión fotográfica Oporto

Sesión fotográfica Oporto

Sesión fotográfica Oporto




2. Estación de San Bento. 

De visita obligada por su belleza, fue construida alrededor de 1900 sobre las ruinas del antiguo convento de San Bento del Ave María. Su señorial aspecto exterior esconde un tesoro en su interior: cerca de 20.000 azulejos decoran el hall que representan diferentes momentos de la historia de Portugal.

Sesión fotográfica Oporto

Sesión fotográfica Oporto



3. Cata en bodegas

Imprescindible también degustar los vinos portuenses. La zona de Vila Nova da Gaia está plagada de bodegas que ofrecen al turista visitas guiadas para conocer el proceso de elaboración de los vinos.

La diferencia del vino de Oporto con el resto es que le añaden aguardiente para interrumpir la fermentación. Así, se mantiene la dulzura original de las uvas obteniendo un alto nivel de alcohol. (Doy fe de que se sube demasiado pronto a la cabeza ;) )


Sesión fotográfica Oporto

Sesión fotográfica Oporto

Sesión fotográfica Oporto


4. Tapear en Ribeira de pescadores

Nuestro hotel estaba dentro del mismo barrio de pescadores, a orillas del Duero. Es un paseo muy bullicioso repleto de restaurantes, tiendas típicas y mercadillos que no te puedes perder y donde puedes probar un sinfín de platos típicos.

Sesión fotográfica Oporto

Sesión fotográfica Oporto


5. Librería Lello.

Considerada la librería más bonita de Europa, me ha gustado tanto que le dedicaré un post esta misma semana, así que ya no os cuento más.

Sesión fotográfica Oporto


6. Dar un paseo en tranvía

La ciudad se saborea con una travesía en estos tranvías que te transportan al pasado.


Sesión fotográfica Oporto


7. Iglesia del Carmen

Es una de las iglesias más importante de Oporto. De estilo rococó, su exterior es muy curioso ya que la fachada frontal está realizada solamente en granito y el lateral está completamente revestido de cerámica en tonos azules.

Sesión fotográfica Oporto

Sesión fotográfica Oporto


8. Shopping

Conviven a la perfección los comercios tradicionales con los más vanguardistas.

Sesión fotográfica Oporto

Sesión fotográfica Oporto



9. Fotografiar puertas, callejuelas y sus gentes.

Si te gusta la fotografía callejera o vivir intensamente un lugar, esta es tu ciudad. Se vive mucho en la calle y la decadencia pintoresca de sus fachadas hace que el paseo sea muy entretenido.

Sesión fotográfica Oporto

Sesión fotográfica Oporto

Sesión fotográfica Oporto

10. Para terminar, te recomiendo que pruebes el bacalao (No puedo mostrar el plato porque no me dio ni tiempo a hacerle la foto), así como los típicos y exquisitos pasteis de nata.

¡Ah! Se me olvidaba, pon en la maleta un calzado cómodo porque, como te comentaba antes, las calles son muy sinuosas.

Espero que te haya gustado y te animes a visitarla.

Besos