Image Map

Los 10 mejores consejos sobre fotografía infantil (por Eva Ruiz)

12 de enero de 2015

Si te gusta o apasiona la fotografía y tienes niños en casa o en tu entorno más próximo, este post te va a interesar.
Estoy encantada de presentarte a Eva Ruiz, una gran fotógrafa y mejor persona con quien empecé en esto de los cursos de fotografía on line  a través de su escuela La bicicleta vermella.
En el post de hoy, te da unos útiles consejos para conseguir unas bellas fotografías de tus hijos, sobrinos, primos y todo el elenco infantil que esté presente en tu vida al que es tan importante inmortalizar.
No me enrollo más y te dejo con ella:


A muchos nos ha pasado que a la hora de hacer fotos a nuestros hijos, sobrinos, nietos o a los peques de unos amigos, no conseguimos que éstas queden bien enfocadas o cortamos una cabeza o un brazo. También nos puede pasar que no tengamos suficiente luz o estemos a pleno sol. Como fotógrafa, pero además también como mamá de dos polluelos, un adolescente de 13 años y una niña de 19 meses, me gustaría compartir algunos trucos para que las fotos de vuestros hijos salgan como imaginábais en el momento de coger la cámara.

1.- Ten siempre la cámara preparada. 

Parece esencial y muy básico, pero si la cámara está en su caja, en una bolsa o en una funda, cuando vayamos a buscarla, la ajustemos y nos situemos delante de la escena que queramos captar, posiblemente ese momento haya pasado. Así que ten la cámara siempre lista y a mano en un lugar seguro.

Fotografía infantil


2.- Dispara a velocidades altas o altísimas.

Si usas cámara réflex, puedes tenerla preparada ya con los ajustes necesarios para asegurarte un buen enfoque. Haz pruebas en cualquier momento, aunque sea a objetos, ajusta la apertura y el ISO para tener siempre una velocidad alta (por encima de 1/250 seg) y de ese modo te asegurarás que tus fotos no salgan trepidadas, lo que se conoce como movidas. Pero cuidado, si es de noche o no hay mucha luz, tendrás que variar esos ajustes. Es muy importante que la velocidad siempre sea alta porque los niños se mueven mucho, así que sube el ISO todo lo que sea necesario. Si es de noche o hay poquísima luz, usa el flash incorporado o uno externo. No salen tan bonitas como con luz natural pero no te perderás ese momento, que,al fin y al cabo es lo que cuenta.
Si estás en exterior y es de día, te resultará mucho más fácil. Eso sí, si estás en horas centrales del día, procura que los peques estén a la sombra, te saldrán mucho mejor.

Fotografía infantil


3.- Agáchate.

Uno de los errores que más se suelen cometer es disparar desde nuestra altura y olvidamos que los niños son mucho más bajitos. Así que agáchate y ponte a su altura, de ese modo captarás el mundo desde su punto de vista, que es mucho más interesante.

Fotografía infantil


4.- Muévete alrededor de la escena.

No te quedes con una sola foto, muévete alrededor de la escena, prueba distintos ángulos, distintas perspectivas, cuenta una historia de un solo momento.  Fíjate también en los detalles, sus manos, sus pies, sus ojos, los juguetes, las pinturas, acércate.
Al descargar las fotos disfrutarás viendo lo distinto que se ve todo desde un punto u otro y tendrás una colección de imágenes muy interesante.

Fotografía infantil


5.- Crea situaciones.

Cuando hacemos fotos en interior nos podemos encontrar con que el escenario no es del todo idóneo o bonito, tenemos muchas cosas en el fondo, un sofá con un estampado pasado de moda o unas paredes verde lechuga. También puede pasar que nuestros peques estén demasiado pendientes de la cámara y 'posen' sin que lo pidamos. No pasa nada. Busca un lugar cerca de una ventana, pon una mesa, unos lápices de colores, plastilina, lo que tengas a mano, y deja que se diviertan pintando y creando. Mientras, tú disfrutarás haciendo fotos sin molestarles y en plena actividad.

Fotografía infantil

 

6.- Sé un mero espectador.

Lo más bonito de la fotografía infantil es captar momentos sin interferir en ellos, sin alterarlos, como si fuéramos unos espías. No les llames la atención, no hagas que miren a cámara, hazles fotos sin que te vean, capta sus gestos, sus miradas o como se muerden la lengua mientras están concentrados. Se trata de contar su historia en imágenes, ellos son los protagonistas.

Fotografía infantil


7.- Proponte retos o proyectos.

En mis talleres me encuentro a veces con papás y mamás que me dicen que no encuentran nunca el momento de hacer fotos o bien que no saben qué fotografiar. A veces tenemos la cámara en la mano pero no sabemos por dónde movernos, qué composiciones hacer... Lo mejor para solucionarlo es proponerse retos o proyectos. Por ejemplo, además de las fotos que puedas hacer, proponte hacer una fija cada semana, haciendo la misma actividad, ya sea recién levantados, desayunando, en la bañera, y a final de año tendrás 52 fotos con la misma actividad pero verás cómo ha cambiado tu hijo o hija durante ese tiempo. Otro proyecto muy bonito es hacer un reportaje de un día completo, desde que se despiertan hasta que se van a dormir. No tienes porqué hacer todas las fotos el mismo día, pueden ser distintos, pero contando la historia completa. Después puedes crear un álbum precioso contando su día. Y para los más valientes y decididos, el proyecto estrella es el 365, una foto al día con el que, además de tener un recuerdo diario de tu hijo podrás ver a final de año tu evolución como fotógrafo.

Fotografía infantil


8.- Acuérdate de ti.

Es habitual que, concentrándonos en ellos, se nos olvide ponernos delante de la cámara. No cometas ese error, compra un disparador remoto, pon el temporizador de la cámara, pide a alguien que haga la foto, pero sal en las fotos con tus hijos. Da igual si eres alto, bajo, gordo, delgado, más guapo, menos guapo... tus hijos quieren verte a ti, quieren un recuerdo de su infancia con su madre y su padre y te aseguro que para ellos siempre seremos sus superhéroes.

Fotografía infantil



9.- Disfruta y que disfruten.

No te agobies, no te estreses. Si la foto que querías hacer hoy no sale, ya saldrá  mañana, o el otro, o el domingo que viene. Crea historias, recuerdos, pero sin presión. La fotografía digital nos permite disparar cuanto queramos y borrar otro tanto más. Dispara con el corazón pero borra con la cabeza, no guardes todo, todo, todo porque solo ocupará espacio y no serán fotos que no te servirán para nada.
Y deja que disfruten. Deja que se ensucien de yogur, de barro, de pintura. Todo puede lavarse, pero los momentos que te van a regalar son únicos. 

Fotografía infantil


10.- No le pidas que sonría.

En mis cursos, siempre termino diciendo a los papás y mamás que no pidan a sus hijos que sonrían delante de la cámara. Deja que sean ellos mismos, con sus enfados, sus llantos, su mal humor, su propio carácter, y que si sonríen sea porque ellos quieren, porque en ese momento les apetece. Ningún niño es perfecto y no estamos creando anuncios, estamos creando su vida en imágenes y su vida, como la nuestra, está llena de todo tipo de emociones, desde que nacen.

Fotografía infantil

Espero que te hayan sido útiles todos estos consejos y que te animes a ponerlos muy pronto en práctica. ¡¡El tiempo pasa volando!!

Muchas gracias a Eva por su generosidad y a ti por leerlos.

Besos